Inicios del scrap

En realidad, cuando me preguntan “¿Desde cuándo haces scrap?” Yo les contesto que desde siempre, de toda la vida, porque es cierto que he hecho collages y pintado y pegado cosas en mis diarios, pero realmente, echando la vista para atrás, hubo un momento en el que me embarqué en un proyecto más grande…. y realmente fue mi primer trabajo de scrap.

Era el aniversario con mi novio, mi ahora marido. Quería regalarle algo que pudiera usar, y que a la vez pudiera disfrutar de nuestros momentos juntos, así que compré un montón de cartulinas, un montón de pegatinas e imprimí fotos que tenía nuestras. Y le hice un calendario.

Ahora lo veo y me sorprendo de las cosas tan simples que usaba, simplemente pegamento de brillos de los niños pequeños, rotuladores normales, pegatinas de los chinos… pero cada mes está hecho de forma diferente, con diferentes letras (todas a mano…. ¿Precursora del tan de moda lettering de ahora?), y por detrás una agrupación de fotos, un Layout muy básico en un formato algo más grande de un A4.

 

¿Por qué lo muestro ahora? Porque hay veces que es bueno viajar en el pasado, ver nuestros primeros proyectos reales (Nada del primer taller, nada de la primera cosa medianamente bonita que nos salió, no, el primer primerísimo proyecto de scrap) y compararlos  con los de ahora. Por ejemplo, ahora acabo de terminar un snail mail de estos bonitos tan de moda, que llevan más boniteces que carta, y así ha quedado:

 

¿Diferente, verdad? Pues estas fotos son mis inicios… y una parada en el camino, porque no el final. No es que mi último proyecto me defina mucho, ya sabéis que yo soy mas de mix media, pero quería ser honesta y enseñaros el último, ultimísimo trabajo que he hecho.

Y en cuanto a mi antiguo…. bueno, como es un calendario, he calculado con ayuda del ordenador y creo que volveré a sacarlo del olvido en el año 2020… ¡¡Porque lo puedo reutilizar!! Ni tan mal, ¿Eh?

Bueno, esta idea de los inicios escraperos viene dada por entre chocolate y scrap y sinceramente, me ha venido muy bien para echar la vista atrás. ¿A vosotras no os apetece hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *