¡La mejor fiesta escrapera del mundo!

Hace unos días me lié la manta a la cabeza y decidí hacer una fiesta a unas cuantas amigas escraperas, con la idea de puñetearlas un poco y que disfrutaran por una vez más del propio proceso que del resultado. ¡ Y vosotras podéis hacer lo mismo con las vuestras siguiendo nuestras ideas!

 

Primero: Coger un proyecto sencillo

En un futuro vídeo os explicaré este álbum tan fácil y resultón de hacer, pero escojáis el proyecto que escojáis, tiene que ser un proyecto sencillo. ¿Por qué? Pues porque si vais a complicar las cosas con materiales o con pruebas, el proyecto no puede ser difícil para que nuestras invitadas no se desesperen y acaben dejando de disfrutar. Y porque las instrucciones para hacer el proyecto van a ser más complicadas de lo que se piensan… ¿Cómo? ¡Pues enseña el álbum finalizado pero coloca las medidas en diferentes papeles (como si fuera un mapa del tesoro) y repartelas por la habitación. ¡Ya verás cómo se vuelven locas buscando qué hay que plegar y qué hay que cortar!

 

Segundo: Escoge pruebas divertidas

Tienes que conocer a tus invitadas para saber con qué pruebas se van a divertir. Las mías fueron, entre otras:

  • Levantarse y dar una vuelta cada vez que se dice la palabra Scrap
  • Terminar las frases acabando en “osea” y con acento pijo
  • Hablar con cualquier acento extranjero gracioso
  • Ponerse una máscara
  • Taparse el ojo
  • Cada cinco minutos dar dos vueltas a la mesa
  • Cada cinco minutos alabar a la compañera de al lado
  • Quejarse de lo que pesan las herramientas al trabajar
  • Usar un material en específico o no poder usarlo

Si vas a hacerlo en modo competición, ofrece un premio gracioso para que se motiven aún más en las pruebas.

 

Tercero: Haz buena selección de materiales

  • Coge restos de papeles que no peguen entre si, o colecciones que sepas que son complicadas de trabajar
  • Coge materiales que no peguen los unos con los otros (brillos de los chinos, pegatinas de niños pequeños, washis de halloween, troqueles de navidad…)
  • Especifica bien qué es lo que tienen que llevar tus invitadas a la fiesta (tabla de corte, algún sello o tinta, tijeras, pegamento, etc). El resto que pones tú tienes que organizarlo bien.
  • Coge materiales que no tengan ningún sentido (Lleva tornillos, por ejemplo, o eyelets si tu proyecto no va a tener ni un sólo agujero y no llevas crop-a-dile…)

Cuarto: Pon espacios divertidos

  • Puedes hacer un confesionario pensando preguntas que les pueda divertir contestar
  • Crea un photocall divertido en el que puedan posar como quieran y que agreguen esas fotos al álbum.

Creo que, con estas ideas que te dejo, es muy fácil que puedas hacer tú una fiesta que salga tan magnífica como ésta. ¡Y no olvides comentarme si te ha gustado la idea, y qué más añadirías!

¡Además, por supuesto, os dejo enlace al vídeo donde podéis ver en práctica todo lo anterior!

 

 

Un comentario sobre “¡La mejor fiesta escrapera del mundo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *