¡Primera tarjeta con repujado!

¿Cooooooomo? ¿Que no sabéis lo que es un repujado? Ah, claro, es que si no os digo que está hecha con un embossing en frío no me entendéis. ¡Hay que empezar a usar la palabra española en vez de la inglesa!

Si aun así no tenéis ni la más remota idea de lo que estoy hablando, os diré que el repujado/embossing en frío es una técnica para dejar el papel marcado con relieve. ¿Veis las burbujitas de mi tarjeta? ¡Eso es!

Todo esto viene a que, pasado mi cumpleaños (en el que dije a todo el mundo que no necesitaba nada especial) vi en una tienda rebajada la texture boutique. Y como ya me está empezando a picar el gusanillo de la boda y estoy pensando en hacer las tarjetas texturizadas y demás… pues pensé que era buen momento para tener la máquina. ¡Así que me la compré, prácticamente de la noche a la mañana! La verdad es que, a lo tonto, entre las rebajas de enero y las tiendas de liquidación, me he gastado una pasta en scrap, visto y no visto….

Y cuando llegó, cogí la primera cartulina que tenía a mano (ni me molesté en abrir las que vienen con el kit de inicio) y la probé. ¡Y aquí está la tarjeta montada! ¿Verdad que es una monada? Además me entretuve estos días pintando algunos sellos con los lápices acuarelables, de ahí la niña de Gorjuss. Como es el elemento focal de la tarjeta, la presento el reto de enero de kimidori de “colorea sin parar” ¡¡Y razón que tienen!! Estos días entre semana, cuando no tengo mucho tiempo pero voy estresada, me siento un poco a colorear… ¡Es pura terapia! ¿Os animáis a probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *